24 de Octubre del 2014
 
Youtube Facebook Twitter Google++
   
Usuario: Contraseña:
Registro /Recordar Contraseña  
Buscar:   En:    
BOLETIN ALERTA
 
 
SENTENCIA EMITIDA EN EL EXPEDIENTE N. 2484-2010-PHC/TC. JUNÍN (17/09/2010).
 
 


Documento Nacional de Identidad (DNI)
El artículo 26 de la Ley N° 26497 (Ley Orgánica del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil) establece lo siguiente:

El Documento Nacional de Identidad (DNI) es un documento público, personal e intransferible. Constituye la única cédula de Identidad Personal para todos los actos civiles, comerciales, administrativos, judiciales, y en general, para todos aquellos casos en que, por mandato legal, deba ser presentado. Constituye también el único título de derecho al sufragio de la persona a cuyo tenor ha sido otorgado.

De la norma glosada fluye que el DNI, dentro de nuestro sistema jurídico, cumple la misión de identificar de manera individual a los ciudadanos nacionales, además de posibilitar la realización de diversos actos jurídicos que inciden en su esfera privada.

En la sentencia recaída en el Exp. N° 2273-2005-PHC/TC, Caso Karen Mañuca Quiroz Cabanillas, este Colegiado determinó que el DNI posibilita la identificación personal; constituye un requisito para el ejercicio de derechos civiles y políticos, así como para el desarrollo de actividades comerciales y de carácter personal. Más aún, el Tribunal Constitucional dejó abierta la posibilidad de que la negativa a expedirlo sea causa suficiente de vulneración de otros derechos fundamentales:  

(...) 25. En efecto, en nuestro ordenamiento, el Documento Nacional de Identidad tiene una doble función: de un lado, permite que el derecho a la identidad se haga efectivo, en tanto posibilita la identificación precisa de su titular; y, de otro, constituye un requisito para el ejercicio de los derechos civiles y políticos consagrados por la Constitución vigente. Además, dicho documento es requerido para el desarrollo de actividades comerciales, trámites judiciales y otros trámites de carácter personal, de modo que su carencia comporta una limitación de otros derechos ciudadanos, uno de los cuales está referido a la libertad individual.

26. Como es fácil percibir, de la existencia y disposición del Documento Nacional de Identidad depende la eficacia del derecho a la identidad y de la multiplicidad de derechos fundamentales. De ahí que cuando se pone en entredicho la obtención, modificación o supresión de tal documento, no sólo puede verse perjudicada la identidad de la persona, sino también un amplio espectro de derechos, siendo evidente que la eventual vulneración o amenaza de vulneración podría acarrear un daño de mayor envergadura, como podría ocurrir en el caso de una persona que no pueda cobrar su pensión de subsistencia, por la cancelación intempestiva del registro de identificación y del documento de identificación que lo avala (...)

Asimismo, este Tribunal advierte que la denegatoria injustificada en la expedición del Documento Nacional de Identidad incide de manera negativa en el derecho fundamental al reconocimiento de la personalidad jurídica, reconocido en el artículo 16 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como en el artículo 3 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Para mayor información: http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2010/02484-2010-HC.html


  Compartir a Facebook Compartir a Twitter    
Publicado: 15 de Diciembre del 2010 Enviar a un Amigo Comentarios (0)

Comentarios
 

No hay comentarios por el momento.



Nombre:
E-Mail:
Comentario:
Ingrese los números y/o letras que ve en la imagen:
 
ALERTA DEL DÍA
Alerta Informativa N° 1676 - 2014
Archivos:
Asociados

Lozavalos.com.pe © 2008 Estudio Loza Avalos Abogados
Este diseño no puede ser reproducido, distribuido, o utilizado de otra forma
excepto con el consentimiento previo de Estudio Loza Avalos Abogados
Direccion: Jr. Leonhard Euler 242 Oficina 102 San Borja, Lima - Perú